Sobre el Demonio


No esta de más repetir que Guillermo Del Toro es un consentidazo del público y prensa mexicanos. El tipo es verdaderamente genuino, sencillo, amable, accesible. Alguna vez, un fan de este blog (el único creo), me contaba que, en el festival de Toronto para la presentación de El Laberinto del Fauno, Del Toro paso más de 2 horas firmando autografos, DVD's de Hellboy, de Blade, revistas, libros de Lovecraft y un largo etcétera. Hablando en inglés y en español, saludaba a todos con una enorme sonrisa y amabilidad. Tan así que mi amigo al escuchar una idea de una cinta de luchadores que Guillermo tenía, le solto la irrespetuosa frase de "hijole, me ganaste la idea". A lo que Del Toro le respondio con una tierna y misericordiosa sonrisa.

Y es que no es nada más su forma de ser, es el enorme talento que ha desplegado. Algo de escribir en el blog ha provocado que sea más honesto de lo que suelo ser por costumbre (con eso de que la honestidad lastima susceptibilidades) Me han gustado en su mayor parte las cintas de los llamados "tres amigos", Cuarón, Iñarritu y Del Toro. De los tres, mi favorito es Alfonso Cuarón. Pero las cintas de Del Toro siempre me han maravillado, de una u otra forma. Su cine tiene esa virtud de reflejar muchas cosas y guardarse otras. Descubri diferentes simbolismos en la segunda revisada que tuve con El Espinazo del Diablo, lo mismo que con Cronos. Creo que revisar una cinta de nuevo, suele provocar que las primeras impresiones se completen y se afirmen o de plano cambien por completo.

Debo entonces revisar una vez más al Fauno, Mimic y Blade II.

Será entonces por muchas razones que su nuevo proyecto Hellboy II The Golden Army me llama a una nueva revisada. Fuera de lo espectacular que es todo el concepto (y lo bien que se ve en pantalla) la cinta me provoco muchas contradicciones:

-Ron Pearlman se nota mucho más comodo interpretando al heroe. Ojala le sirva para disponer de más papeles.
- Si en verdad Guillermo plasmo parte de sus problemas personales a los problemas en la relación entre Liz y Hellboy, creo que omitio las partes más dolorosas.
- Es una secuela, y como tal, cumple con ser más de todo: espectaculo, secuencias, villanos, emociones y creaciones.
- Esto es lo más extraño para mi: después de 40 minutos, añoraba por ver un personaje normal, humano, real. Tanta criatura fantástica que aparece a cuadro, llego a saturarme y darme nauseas. Pero cada criatura tiene su propia personalidad, son genuinos y son espectaculares.
- En verdad necesito revisarla de nuevo. Primero porque muy en el fondo, disfrute más la primera parte que esta. Segundo, tanto comentario positivo que ha tenido, siento que me he convertido, por fin, en un espectador amargado (cruz cruz!)
- Y por último, contradicción, ansío ver una tercera parte de este personaje, en verdad que si. Pero claro, antes habra que esperar a The Hobbit y con mucha suerte, su versión de At the Mountains of Madness.

3 comentarios:

Joel Meza dijo...

Esa idea de hacer una película de luchadores tipo El Santo la soltó también en un par de entrevistas que oí cuando andaba promocionando El Espinazo del Diablo. Hacía el símil con Cronos y las películas de vampiros, y de El Espinazo del Diablo y las películas de fantasmas.

Pornstar dijo...

En verdad me gusta mucho ver peliculas.. y si he visto vastantes de deltoro.. la verdad.. me han gustado..excepto quiza por el laberinto del fauno.. por que.. esperaba.. mas sangre :P o algo asi.. no se... :P

Aun no veo hellboy 2 un amigo me la recomendo.. y pues. al visto no esta tan mal.. en cuanto la vea..

Ad Ayin dijo...

La verdad es que la película es muy entretenida, pero fue solo eso para mi. Nada innovador, ni espectacular ni emocionante y me da coraje, porque el cine de Del Toro, hasta el hecho por encargo, me ha gustado mucho