Julio - 9 años


Hace 9 años, el final del milenio estaba en boga. Para muchos representaba la esperanza de un nuevo comienzo, para otros, el escenario apocaliptico que esperaban encontrar. Señales para cualquiera de los dos escenarios se podían encontrar en todas partes. Había una emoción desmedida por despedir el siglo XX y también un pánico colectivo por el inicio del XXI.

Dicen que la humanidad no ha pagado por todos sus pecados cometidos. Pero en 1999, uno no podía más que estar a la expectativa, con emoción incluida. Desde Julio de ese año se vislumbraba un cierre de año espectacular. Los principales sitios turisticos en el mundo entero estaban sobrevendidos, saturados. Ya no había ni siquiera información de vuelos para finales de año. La mayoría de lecturas, reportajes, acontecimientos, fenomenos naturales y medios de entretenimiento se dedicaban a predicar el final de todo, de la vida como la conocemos. Otra parte se dedica a cimentar bases de auto-estima, de nuevos comienzos, de nuevas creencias y de un aferramiento a ciertas religiones (que según eran el único camino a la salvación).

El resto se preguntaba donde estaban aquellos escenarios futuristas de la literatura y el cine. Los autos voladores, los viajes a la luna-resort, las razas de otros mundos, naves espaciales, teletransportaciones. Ciudades de edificios altos, imponentes. Nada de eso paso. A 9 años de distancia, eso se ve todavía lejano (aunque no mucho)

Creo que la cinta que mejor ejemplificaba el final del milenio fue La Emboscada (Entrapment), donde nada pasaba, solo enormes celebraciones alrededor del mundo y el mismo amanecer de cada año nuevo.

Sin embargo, para uno fanatico y aferrado, ese año fue el inicio de la nueva trilogía de Star Wars. La desilución de millones, el gusto de muy pocos y la esperanza de muchos de que el siguiente capítulo hiciera olvidar el primero.

Entre los estrenos que hubo en Julio de 1999 en México, menciono los siguientes:


- Star Wars. Episode I. The Phantom Menace, de George Lucas
- Le Violon Rouge de Francois Girard
- Tarzan de Chris Buck y Kevin Lima
- Wild Wild West de Barry Sonnenfeld
- The Rage: Carrie 2 de Katt Shea
- Big Daddy de Dennis Dugan
- ExistenZ de David Cronenberg (en una sala)
- The King and I de Richard Rich

Unas no las vi, otras hubiera querido no verlas

7 comentarios:

elvis. dijo...

encantada de recomendar a two gallants a ti que me lees!

sigo dando una vuelta por tu interesante blog!



un saludo!

JuanPa dijo...

Yo tenía 18 cuando fuí con mi hermano de entonces 9 me acompañó a ver ÉSTA PELI.

Pff... que rápido pasa el tiempo. Y los años.

También ví El Violín Rojo, Big Daddy, El Rey y Yo y Tarzàn...

saludos...
bueno tu blog!!!, muy.

Ad Ayin dijo...

Elvis: hombre, un honor, gracias.

JuanPa: Si, pasa bien rapido, sobre todo porque estas películas no se sienten tan viejas. Nomas me perdi Tarzan de la lista.

faraway dijo...

Ja, otro que se adhiere a tu blog. Está buenísimo.

Ya te linkeo desde el mio. Un abrazo.

Ad Ayin dijo...

Gracias Faraway... Ya estas en la lista. Espero tu reseña de Wall-e

La Vida¿Es_Bella? dijo...

Hola, gracias por tu comentario!! también te felicito por tu blog...es muy completo. Con respecto a tus contradicciones te diré que... reconocerlas es empezar de alguna manera a abandonarlas. Te mando un cariño.
Ana

Ad Ayin dijo...

Muchas gracias Ana. Es dificil debatir contigo sobre esos temas, porque evidentemente tus argumentos son muy superiores a los mios. Pero hay una parte de mi que le gustan esas contradicciones, quiza por eso no las he abandonado.
Saludos