La Zona Muerta


Cuando se estrenó la cinta Videodrome, el director David Cronenberg tuvo que enfrentarse a varios sectores que denigraron la película por su “supuesta” misoginia y sus secuencias masoquistas. La quinta cinta de Cronenberg se colocaría en los anaqueles “de culto”, con las virtudes de esos anaqueles equiparables con sus limitaciones. El desgaste que el director sufrió con lo desafortunado del estreno se iba a recuperar con el salto que dio al llamado “mainstream”, con la cinta The Dead Zone.

Basada en la novela de Stephen King, la historia nos presenta a un par de profesores, Sarah y Johnny, con compromiso marital a la vista, cuyo cambio de planes se ve forzado en el momento en que él sufre un accidente automovilístico que lo deja en coma durante cinco años. Para él, solo ha transcurrido el día, pero al despertar se da cuenta que ha perdido el trabajo, su novia se ha casado con otro hombre y sus piernas no le responden como antes. Al tratar de retomar su vida, descubre que posee la habilidad de ver la vida de la gente al tocarlas, pasado y futuro. Este nuevo don lo vuelve una curiosa celebridad en su pueblo y lo lleva a ayudar a la policía en la cacería de un asesino serial. Después de dicho incidente, se aleja de la vida que llevaba y trata de iniciar una diferente, donde no tenga que recurrir a su don/maldición, que lo lleva a reencontrarse con Sarah y con un melómano senador, cuyo futuro como Presidente, provocara una destrucción de proporciones apocalípticas.

Al poco tiempo de terminar la cinta Scanners, Cronenberg se contacta con la productora Lorimar, la cual se muestra emocionada a trabajar con él, sobre un caso de unos gemelos encontrados muertos en condiciones anormales (cinta que posteriormente se convertiría en Dead Ringers) La idea quedo estancada momentáneamente, al tiempo que se le proponía adaptar la novela de King. Cronenberg tomo el reto de realizar una cinta que no se basaba en una historia propia y que parecía una narración complaciente para los estándares de director canadiense.

Nuevamente Cronenberg recurre a su personaje existencial, transformado físicamente que busca darle un sentido a su vida y en el camino termina sufriendo una experiencia radical que determina su vida. El compromiso que siempre Cronenberg imprime en cada cinta de su autoría es algo que se debe experimentar con mucho cuidado. De manera independiente al desarrollo sobrenatural del personaje y sus cambios físicos, la historia plantea un amor frustrado, de esos que abundan, de esos que lastiman, de esos donde sus personajes anhelan recuperar, pero es imposible conseguirlo de nuevo. El rostro de uno de los villanos emblemáticos del país del norte (Chistopher Walken) es fundamental para entender este punto. Cada movimiento facial de Walken es embriagado de nostalgia por la vida que nunca pudo tener, melancolía por las oportunidades que dejo escapar y la frustración de tener una habilidad que ha destruido su vida. Una habilidad que lo desgasta conforme la emplea y que le condena a una muerte inminente y solitaria.

El destino quiso colocar a esta cinta como inmediata a la que se le considera su obra maestra y de tal suerte que el juicio que sufrió es uno muy arbitrario. Cierto, es quizás la cinta más accesible de David Cronenberg (es un decir). El director deseaba ser muchas cosas: veterinario, músico, biólogo, escritor. Ese instinto de curiosidad y aprendizaje, le llevo a explotar todas sus inquietudes en el lugar que menos esperaba, el cine. Pero de la misma manera que uno tiene que soltar ciertos atributos y características para desarrollar un crecimiento personal y profesional, también hay que reencontrarse con esos aspectos que se van soltando. No quiere decir que se recuperaran, simplemente se necesitan para seguir avanzando. Con eso se reencuentra el genial David Cronenberg, con la simplicidad de las cosas, con su desapego emocional, con la ilusión de poder disfrutar la expresión de su arte.

Aun cuando se le considera la cinta más floja de Cronenberg (junto a M. Butterfly), The Dead Zone es una excelente muestra de que un artesano de la clase del canadiense, donde quiera brilla. Además de que el éxito comercial le significo la libertad de tomar riesgos y desarrollar otro tipo de cintas, como Naked Lunch y The Fly, donde sus cuestionamientos se vuelven más personales y a la vez más identificables.

14 comentarios:

Möbius el Crononauta dijo...

Cuando la vi en su día me gustó bastante, tendré que revisarla.

Saludos

El Duende Callejero dijo...

Tiene una de las escenas más escalofriantes, al menos para mí, que recuerdo de los ochenta: el fulano que, tras ser descubierto, se prepara para su muerte vía unas tijeras. No se ve nada... Y quizá eso es lo peor.

Joel Meza dijo...

Ah, mi primera novela de King. Me puso los pelos de punta en la secundaria. Ya más grande ví la película y recuerdo que no me impresionó tanto (ni la terminé de ver, creo), pero hace algunos años la volví a ver y ¡ay, canijo!
Esa escena que describe el Duende... todo el asunto político... me volví a sentir identificado con Johnny.

Tyler dijo...

Hola Sergio, oye esto nada tiene que ver con tu post, mas bien es una pregunta. En alguna entrada anterior vi que pusiste algo que daba a entender que ya habias visto 'Doomsday' de Neil Marshall. Que te pareció? esta buena? vale la pena? Es que la vi el otro dia en mixup pero no supe si comprarla o no...
La recomiendas? Se parece en algo a Dog Soldiers o The Descent?

Ad Ayin dijo...

Moebius: Revisala, vale mucho la pena.

Duende: Oh, esa escena ni siquiera quise mencionarla. 24 años después sigue siendo brutal. Y todo el tiempo pensaba "uta, si se resbala el actor, ya valio madres" El hecho de que no se vea más que el ritual previo es harto efectivo.

Joel: Nunca leí el libro, uno de los pocos de King que nunca llego a mis manos. Que curioso que la primera vez que la viste, teniendo clara referencia del libro y no te llamo tanto. Pero ¿porque te identificas con Johnny?

Ad Ayin dijo...

Tyler: ¿Ya bajo de precio, no?

Mmmm... El Duende la recomienda mucho más que yo. Pero ahi te va, a modo de resumen:

Mi esperanza recaía mucho de la emoción que me provoco El Descenso. Pero creo que la imagen de Escocia aislada ayudaba a mis deseos por verla. No puedo decir que es una película aburrida o derivativa, porque tiene momentos muy ingeniosos. Pero parece una secuencia de sketches acomodados sin mucho orden. No carece de ideas, pero tampoco están bien retratadas (en especial la parte donde McDowell aparece)

Si te sobra el dinero, compratela. No creo que te aburra, pero piensala más como una nueva version de Escape de Los Angeles (la de New York esta muy por encima) mezclado con algunas ideas y secuencias de The Road Warrior.

Ahora, si llegas a ver en el Mixup la nueva de Mamet, Redbelt, esa si compratela. Esta buenisima

Tyler dijo...

Si ya bajó de precio, ahora en vez de estar en B-498 ya esta como en 300 pesos... pero lo estoy pensando, a mi también me volvió loco 'Dog Soldiers' y posteriormente 'The Descent' pero esta nueva cinta mmmmhhh no se...

Se me hace que me voy a esperar a que la estrenen en pantalla grande...

Y esta de 'Rec' wow! ya quiero ir a brincar en la butaca jajaja!!

hoy será viernes de sustos, aunque luego no pueda dormir...

Saludos

Ad Ayin dijo...

Aaajajajajajaja....
¡¿B-498?!

Luego no podamos dormir, debo confesar... Aunque no brinco mucho en la sala, salgo bien malvibrado... pero jeje, yo también ya quiero verla

Joel Meza dijo...

¿Con Johnny? Por los poderes mentales...
Cuando la leí, acababa de cambiar de ciudad, iba a entrar a la prepa... creo que me identifiqué con el sentimiento de pérdida.
Ahora de grande, la voluntad de sacar fuerzas de flaqueza y usar lo que se tiene para estar y ser mejor, supongo.

Jorge - cinenovedades dijo...

Muy buena película, si señor. Aquí demuestra Cronenberg una vez más su maestría para conducir una cinta que parte de una base muy interesante, como todo lo que escribe el gran Stephen King. Gracias por el recuerdo de esta muy buena cinta.
Saludos!

Ad Ayin dijo...

Joel: Ooohhh... Mi referencia que solo es la cinta, me da a entender esa pérdida de la que haces mención. Walken verdaderamente se nota vulnerbale y con mucho dolor. Lo bueno es que ahora tu identificación pasa por mejores ejemplos.

Jorge: A pesar de que la gran mayoria evita a King, segun por sus anormales finales (sacados de la manga) yo disfruto muchisimo sus historias. Ando terminando el libro "Gerald's Game" y la verdad es que temo llegar al final. Pero me tiene tan atrapado, que no puedo soltarlo.

Joel Meza dijo...

Eso de los finales... es una de las razones (hay varias) por las que no me gustó Desperation. Pero de que me tuvo leyéndolo página tras página y me hizo sentir rete-mal, lo hizo.
La Zona Muerta, en cambio me divirtió mucho.

Ad Ayin dijo...

¿Tan mal? Desperation creo haberlo acabado en 3 sentadas... me tenía pegado el libro. Después leí The Regulators y me gusto más. Mi opinión es que King termina (o terminaba) mejor sus libros como Richard Bachman. Rage, Regulators, The Long Walk y RoadWork tienen muy buenos finales.

Porque, por ejemplo, Bag of Bones era todo maravilla hasta el final. Lo mismo Rose Madder y Firestarter. No he terminado de leer Cell, que dicen que termina bien. Y hasta su hijo, Joe Hill, con el final de Heart-Shaped Box, tiene un final bien confuso.

Tengo que leer The Dead Zone

Joel Meza dijo...

La Zona Muerta tiene muy buen final, por cierto. O así lo recuerdo (chin, como 25 años...).