The Ruins


Antecedentes

A veces se recibe información parcial acerca de algo, provocando que la impresión sea negativa o positiva. Scott B. Smith ya llamaba la atención después de su primer publicación, A Simple Plan, novela que levanto muchas alabanzas (y de la cual Sam Raimi realizó la versión cinematográfica) Su siguiente novela causaba expectación desde su gestación: The Ruins. Una vez publicada salieron comentarios de todo tipo, algunos anunciaban la llegada de un nuevo maestro del suspenso, otros más sutiles aseguraban que era un ejercicio interesante que se perdía en el camino. Los menos opinaban que era una tomadura de pelo y Smith era un one-hit wonder.

Eso sí, no falto el aludido que consideraba al relato como racista, arbitrario y estúpido. Nada de referencias reales, muchos estereotipos de personajes, mexicanos y nativos malditos en contra de los gringitos indefensos e inocentes. Si, hay algo de eso, aunque cualquier cinta o libro o medio de comunicación puede presentar aspectos que ofendan la susceptibilidad de alguien. The Ruins no es un libro didáctico y quien lo quiera tomar letra por letra es bajo su propio riesgo (de la misma forma que cada quien tiene formado sus prejuicios)

Hechos

La adaptación no tardo mucho en darse, mucho menos si la compañía productora (a cargo de Ben Stiller) ya había comprado los derechos del libro cuando apenas Smith había completado tres capítulos. The Ruins (the movie) narra la travesía de cuatro norteamericanos que en vacaciones por el Caribe deciden visitar una excavación en ruinas mayas que no se encuentran en ningún mapa turístico. Recién llegan son confrontados con los nativos aledaños al lugar, atacados y obligados a subir a lo alto de las ruinas para permanecer confinados sin aparente explicación razonable. Aislados y vigilados por los nativos, aspiran a ser rescatados en algún momento, aunque después irán perdiendo la cordura al encontrar en su camino cadáveres, accidentes, mutilaciones y sonidos imitados por su entorno.


Como esto no es “spoiler free”, lo más risible y plausible del asunto es el aparente villano: la naturaleza enfurecida, embrujada, maliciosa tomando la forma de una gigantesca enredadera capaz de entender como capturar a su objetivo con similares artimañas humanas, para después darle gusto a su fino apetito. La función primordial del ser humano deja de ser desarrollada y fuera de querer sobrevivir, parece que cada protagonista carece de mucho sentido común (y de muchos recursos físicos cuestionables) dándole al villano espacio suficiente para explicar su existencia.

Conclusiones

Una cinta como The Ruins no tiene que contar con elementos realistas para desarrollarse y eso se aprecia. Defectos tiene por doquier y en cada momento, pero cuenta también con virtudes que la alejan del montón de cintas de horror. El villano no es al final esa maldita planta ring-tone, sino a lo que se exponen los seres humanos en condiciones extremas, convertirse en paranoicos psicóticos que se autodestruyen ante cada nueva experiencia (y/o frustración)

Quizá la novela exploraba otro entorno: lo que se dice a las espaldas de los demás, lo que uno desea para lastimar a otro, la falta de comunicación con una pareja y el evidente discurso de que todos los lugares son terroríficos menos casa (o sea, gringitos no salgan de su país)

La paranoia como elemento destructivo se ha presentado en mejores condiciones. Digamos, la maravillosa cinta Bug (2006) de William Friedkin, pero The Ruins es un entretenimiento diferente, es más consumible y tiene un mercado-meta más amplio. Mientras pasaban los minutos, más me convencía de lo ridículo e ingenuo que era todo el asunto, pero más entraba en la certeza de que lo estaba disfrutando. Y mucho, añadiría


The Ruins (2008)

Dir. Carter Smith

Guión: Scott B. Smith (basado en su propia novella)

Actúan: Jena Malone, Jonathan Tucker, Shawn Ashmore


10 comentarios:

Ana A. dijo...

Bueno, me dejaste como con ganas de verla, pero también con ganas de no verla. jajaja.
Y si tienes razón, los gringos explotan para todo el miedo, por eso han creado una sociedad llena de paranoicos, asesinos en serie destructures de todo.

Cotu dijo...

a mi estas pelis me aburren profundamente, no la veré jeje puede ser que sea entretenida pero es que solo el genero me da una perreza

D dijo...

hoy lei y me dio un gran gusto que a mediados de febrero se estrena Gran Torino , cuento los dias para verla !!

y la pelicula que mencionas se ve divertida

supongo que aqui no nos llegara alos cines Notorious :(

adayin dijo...

Gustazo que Gran Torino se estrene en Febrero (la neta ya pensaba en esperar al DVD)

Notorious va a llegar pero mucho después. Por ejemplo, Hustle and Flow la estrenaron varios meses de la salida del DVD, Black Snake Moan ni siquiera merecio estreno.

La verdad es que Notorious se ve bastante buena, una lástima que este tipo de cintas no ameritan siquiera la propuesta de estrenarlas

D dijo...

pero eso pasa porque ala pinche chamacada solo le importa esa pinche musica de tianguis llamada reggaeton ...

Confa dijo...

Definitivamente me declaro fan de "D". A mi este tipo de películas si me rifan un buen. Sergio tengo una pequeña sugerencia pa tu blog: estaría chingón que despues de poner todo la descripción de la película, pusieras donde se puede conseguir. Saludos.

Josafat M. dijo...

Ya ni sé si esta película es buena o mala, a mí me gustó, ¿será por la crisis de terror fresco y original? Y Bug, tengo que verla, tarea apuntada.

Igor Von Slaughterstein dijo...

La verdad es que sí se podría extraer una connotación racista o de paranoia al extranjero, pero no creo que sea lo más importante. Sin ser una de las mejores pelis de terror del año pasado -esas son "La Niebla" y "Los Extraños"-, este film por lo menos tiene algunos momentos inquietantes y desagradables que le dan un toque de frescura al aburrido horror fílmico actual.

Saludos!!

Srta. Maquiavélica dijo...

como q no se me antoja verla pero a la ves si para desrozarla ajja o amarla?? no creo jeje
besos

Joel Meza dijo...

La voy a ver por Miss Malone.