Lo que puedo decir de ciertos personajes



Sgt. Martin Riggs


Vietnam marco mucho en las costumbres y maneras de entender a la sociedad para los norteaméricanos. No es fácil digerir la derrota, pero Vietnam no basa su importancia en la batalla, sino en los antecedentes y en las consecuencias. ¿Fue un error? Todas las guerras militares son un error, una que duro más de 16 años pesa mucho más. La historia de la guerra esta explicada en libros, novelas, documentales, sitios web, películas, música, etc. De ella se habla y se hablara para siempre (hasta que la humanidad como tal deje de existir) porque todos tememos cometer los mismos errores del pasado, aunque parece que le tememos tanto que nunca acabamos por entenderlos.


En el cine hay muchisimas películas que desarrollan el conflicto desde diferentes puntos de vista. Unos muy interesantes, otros propagandisticos, otros caricaturizados. Hablar de Apocalypse Now me llevaría mucho tiempo (y de la obra original de Joseph Conrad aún más).


Pocos recordamos que el protagonista de la popular y lucrativa saga de Lethal Weapon era un miembro de las Fuerzas Especiales que paso gran parte de su entrenamiento y vida en Vietnam. Situación que lo marco al asegurar que era lo único que sabía hacer. La estadía en Vietnam lo nombra el arma letal del título. Especializado en combate cuerpo a cuerpo, manejo de armas y asesino discreto.


Lo conocemos en la primera parte de la saga como un pobre diablo, sumido en una depresión causado por una perdida (la de su esposa) obsesionado con morir, por su mano o en la línea del deber. Alejado, en ese sentido, del no menos violento Harry de Clint Eastwood, separando su género (que al final es un buddy movie) del policial de los 70.



El bipolar sargento Riggs resulto ser tan atractivo por su cercanía con el fracaso, con la decadencia y con la miseria. Guarda una bala para usarla en si mismo, reta a los criminales a dispararle, salta de edificios con potenciales suicidas. Es Roger Murtaugh la balanza que ambos necesitan. La simbolica entrega de la bala al final de la primera cinta es un regalo para los dos.


En la primera cinta de la saga, Riggs es un sociopata que primero dispara, después pregunta. Para la segunda, es una máquina en busca de venganza contra aquel que asesino a su esposa. En la tercera y cuarta cintas, es más irónico, menos metódico y con mas calma hacia las situaciones, además de mostrar su gusto por las galletas de perro. Cada faceta del personaje es un paso más a su destrucción que curiosamente acaba por salvarlo.


¿Porque hablo de Martin Riggs? ¿Un oficial ficticio que al final de la saga perdio mucho vigor y hasta se acepto "too old for this shit"?


Algo aprendemos de las películas. La fascinación que alguna vez me provoco el personaje no fue necesariamente su famosa llave de candado, ni su forma de perseguir a los "malos" a pie. Si algo admire mucho del Martin Riggs que Mel Gibson creo, fue como todos sus elementos los centraba en una simple emoción. La ira. Es un personaje que destilaba ira y la centralizaba en alcanzar su objetivo. Todo lo enfurecia, todo lo desquiciaba y todo se desgasta en lograr la victoria.


La ira provoca las más dolorosas derrotas. Bloquea toda racionalidad para satisfacer a la emoción. Riggs lograba que la ira fuera su más poderoso aliado. Sin la furia que canalizaba, no quedaría nada de él.

3 comentarios:

barb michelen dijo...

Hello I just entered before I have to leave to the airport, it's been very nice to meet you, if you want here is the site I told you about where I type some stuff and make good money (I work from home): here it is

Àlex Frias dijo...

Hola Ad, por lo visto anda Mel Gibson de moda en los blogs. Estas buddy movies de Lethal Weapon son entretenidas y al mismo tiempo, logrados thrillers con buenas dosis de acción, melodrama y comicidad. Dicen que Gibson hará una nueva, pero a ver porque Danny Glover está muy desaparecido de la pantalla.
Saludos!

Ad Ayin dijo...

Jejeje... igual. La verdad es que vi la primera cinta en la tele hace poco y por eso la traía tan en mente