¿T-600?


No es la primera vez que lo menciono y probablemente no será la última. Cada cinéfilo tendrá la propia, pero sin duda la primera secuencia de una cinta que me emociono al grado de generar una adicción hacia el arte cinematográfico pertenecía a la cinta Terminator (Cameron, 1984) Aquel full shot donde Sarah casi arrastraba a un Reese, huyendo de un camión cuyo conductor era distinguible por los ojos rojos. La secuencia no rebasaba los 10 segundos y fue suficiente para crear una curiosidad, ¿qué era eso? ¿Que me había provocado tanta ansiedad, impaciencia, emoción?

25 años y dos secuelas después, se estrena una cuarta parte (o la primera de una nueva trilogía planeada) de la saga, y no ha sido un trayecto fácil. Desde la elección de su director, pasando por el comentadísimo episodio semi-sociópata de su protagonista y los habituales cambios en el guión, hasta su fría recepción en taquilla y crítica, Terminator Salvation parecía tener todo por perder. Tengo que incluirme en la gigantesca interrogante que el proyecto producía y hasta cierta antipatía que le profesaba. Ni siquiera se debía a McG (ya nadie es fan de sus videos, ¿verdad?) o a la insufrible negatividad de los fans from hell. Mi incredulidad iba por dos direcciones. Primero, el retraso excesivo de su estreno (casi 3 meses) y segundo, el elemento nostálgico que siempre vence sobre cualquier argumento. Al final de la proyección, ambas fueron resueltas con creces.

En uno de los veranos hollywoodenses más nefastos que yo recuerde (Wolverine, Fast & Furious y Transformers siendo pesadillas a tratarse en terapia) la nueva cinta de aquella máquina indestructible (aunque muy voluble) es una fresca bocanada de aire y quizá la sorpresa menos esperada de la temporada. Tres meses de estupideces cinematográficas (rescatando Star Trek) colaboraron a meditar el resultado desde otra perspectiva, una menos exigente o tal vez una más adecuada. El cine de verano radica en su capacidad de entretenimiento puro, digerible y hasta desechable, nada menos, pero por favor, nada más.

Salvation es pura adrenalina, pura emoción, algo que parecía completamente extraviado. Mucho hay que criticar, pero mucho hay que destacar. La misma nostalgia hace que mi duda ante tanto rechazo sea “¿de donde se tomaron tan en serio toda la trama?” Al final, la saga de Terminator fue más palomera que profunda, más desenfrenada que introvertida, más global que específica. Y precisamente eso se trata de rescatar. El escenario apocalíptico da para ambos extremos, el más intimo y especulativo o el más pintoresco y derivativo.

Nada puedo reprocharle a una cinta que mantiene la atención durante todo su metraje, se atreve a retomar un diminuto boceto y proponer su propia diversión, para llegar a un resultado que ya todos conocían. Y de que forma tan espectacular lo hace. Si, hace mucho no disfrutaba una cinta como esta (la ansiedad de ver esos mecánicos pies avanzando por las escaleras) No 25 años, pero si mucho tiempo.

6 comentarios:

Joel Meza dijo...

También, soy fan. Y no salí defraudado. Uf.

Josafat M. dijo...

¿Y Up?
No he ido a ver ésta mi Serg, pero lo haré este dominguito y vuelvo con mi opinión.

Sam_Loomis dijo...

Que bueno que alguien más la disfrutó. Aunque siento que siendo ésta ambientada en el futuro y sin Arnold (bueno, al menos en el papel protagónico) no se siente tanto como "Terminator", y los realizadores parecen estar conscientes que la película tira más a "Mad Max" y películas de ese estilo, que plagan la historia con personajes conocidos, muchos tipos de terminators e innumerables referencias a las películas pasadas, y eso me gustó.

No fue lo mejor, pero muy entretenida. Y creo que Christian Bale es un buen John Connor.

Saludos

Sam_Loomis dijo...

P.D. Bueno, cuando digo "Mad Max", más bien me refiero a sus secuelas "The Road Warrior" y "Beyond Thunderdome" que a la primera película.

Jackeline dijo...

Hola estimado blogger
Estuve visitando tu Blog y está excelente, permíteme felicitarte.
Sería un gusto contar con tu blog en mi directorio y estoy segura que para mis visitas será de mucho interés.
Si lo deseas no dudes en escribirme a jackiesilvajauregui@hotmail.com
Exitos con tu blog.
Un abrazo
Jackie

adayin dijo...

Joel: Ni yo. Y no entre con pocas expectativas. Creo por eso lo reconozco más.

Josafat: No la he visto... Ja, creo que ya la veo hasta que salga el dvd. Seguramente tambien la deba incluír.

Sam: Si, por supuesto. El efecto Road Warrior lo traen casi todas las películas de entornos apocalipticos. Y seguro no fue lo mejor, pero si puedo decir que fue la que mas me ha gustado.

Jack: Gracias. Suerte también con el tuyo