Si es lamentable...

Las secuencias de ficción y terror que se vieron el día 4 de Noviembre en la ciudad de México generaron muchas cosas. La primera de ellas y la que aún se busca generar: paranoia. Real o injustificada, uno en verdad tiene que sentirse un poco paranoico después de ver semejante despliegue de imágenes dignas de una cinta. Por supuesto, la paranoia no se genero sin tener antes un dejo de incredulidad. La noticia que se esparció a gran velocidad dejaba a todos sorprendidos, boquiabiertos e impresionados. Y no era para menos. El jet que se desplomo lo hizo no en una, en la intersección de dos de las avenidas más concurridas y circuladas de la ciudad. Gente en llamas, en pánico, en dolor. Las líneas telefónicas se saturaron brevemente, todo mundo se reportaba con sus seres queridos o los buscaba si sabían que andaban por esa zona. La preocupación iba en aumento. Poco después se revelaba que los tripulantes de la nave eran miembros del Gobierno, uno de ellos el Secretario de Gobernación. Y más tarde, todos ellos eran declarados fallecidos.

La impresión no cesaba. Las dudas tampoco. Y dentro de todo ese entorno, relucía la anécdota de un señor que había quedado de verse con su esposa por la zona. El señor la vio en una esquina opuesta, se saludaron y sonrieron. Él siguió el camino por las calles para encontrar un lugar donde estacionarse, de pronto la explosión. Y después, la esquina donde la había visto estaba vacía. De su esposa no había rastro. Desconozco si la situación tiene una conclusión todavía.

Pero alguien, algún comunicador de algún noticiero se atrevía a expresar una de las opiniones más estupidas que escuche esta semana. El suceso había distraído al pueblo de la emocionada celebración del triunfo del primer presidente afro americano en la historia del país de las barras y las estrellas.

El sueño de Luther King dudo mucho que se transcribiera como los sucesos de esta semana en la elección presidencial más costosa y absurda de los últimos años. No logro entender como es que uno desde esta perspectiva pueda emocionarse de ese suceso. ¿De verdad creen que este señor va a ayudar a las relaciones tiránicas hacia los demás países? Particularmente, la elección no me tenía sin cuidado, pero ninguno de los candidatos me hacía tener un poco de paciencia o fe. En realidad, ambos eran temibles. No puedo desentenderme del tema como quisiera porque finalmente determina muchas cuestionasen mi país, pero no puedo más que maldecir al personaje que consideró la elección y su resultado como una celebración a nivel global, mucho menos después de lo que vimos dentro del país.

Toda esa emoción me recuerda al anterior presidente de la Republica, Vicente Fox, quien tenía las esperanzas de millones, de quien afirmaron era quien llevaría el cambio que tanto buscabamos y del que se presumía una nueva etapa de prosperidad en el país. Así como muchos lo celebraron a su llegada al poder, muchos celebran la llegada de Barak Obama a la presidencia del imperio más descontrolado de la historia. Una cosa es segura, Obama verá primero por su interes que por el de la más grande minoría, los latinos.

Y como la gente responsable de South Park parodiaba esa celebración, con gusto la comparto:



3 comentarios:

elvis. dijo...

he estado leyendo tus entradas y las veces que he querido comentar, he hecho alguna tontería y se me han borrado sin querer.
A ver si ahora tengo más suerte...
Me dejó triste eso que me escribiste. Segura estoy de que ese bache no te traerá muchos problemas si no lo quieres. Intenta salir de él, aquí, aunque lejos del DF, hay un apoyo! ;)
Dentro de cuatro dias te detallaré sigur rós en concierto!! (eso seguro que te hará sonreír)
No sabes qué ganaaaaaaaas tengo desde agosto...
http://es.youtube.com/user/sigurros?ob=1

prometo estar otro día más despejada y hacer algún comentario sobre tu entrada y no irme por los cerros de Úbeda ;)
un abrazo!

Dan Campos dijo...

Martes negro en mas de un sentido. En México, pues tendremos especulaciones para rato al rededor de un tragico evento del cual lo unico que importa fue la perdida de quienes fallecieron.

Sobre las elecciones pues igual, podemos especular harto y bonito. Que si le dejaron la presidencia en una manera en que es imposible que pueda hacer algo, en que veremos que no solo la esperanza es lo unico que se necesita para lograr cambios, etc, etc, etc. Lo cierto es que siempre que hay transición es periodo dificil para todos, lo bueno es que al menos no tendremos mas Bush.

En fin, que disfrutes el fin, bro!

Ad Ayin dijo...

Elvis: gracias y gracias y gracias. Un abrazote. Diviertete mucho en el concierto, que envidia

Dan: Negrisimo, no? Y si, creo que lo que emocionaba tanto a la gente era la salida de Bush de una buena vez