IV



400 millones de dólares en una sola semana.


Nop, no me refiero a Indiana Jones IV. Hay una cuarta parte que dicen será el artefacto de entretenimiento que mayores ganancias generará en tan poco tiempo.


Las reseñas no habían salido, cuando el 15 de Abril (catorce días antes de su estreno) se daba a conocer la cifra estimada de ganancias que el videojuego Grand Theft Auto IV generaría en tan solo una semana. Unos creen que es el tope máximo que podría alcanzar, otros que solo será el inicio. Lo que es un hecho es que es en verdad un acontecimiento.


En el 2001, Rockstar Games estreno el título Grand Theft Auto III, donde el jugador tomaba la piel de Claude, un casi mudo personaje que realizaba las misiones más peligrosas de varios capos de la mafia en la ciudad ficticia Liberty City (un Nueva York para el juego). Y de ahí la locura. El juego se coloco poco a poco en los favoritos de todo videojugador. Con gráficos y movimientos bastante modestos (aun cuando el PlayStation 2 soportaba mayor capacidad), el juego funciono debido a lo genuinamente innovador que resultaba todo el asunto. Uno podía controlar a Claude para robar autos, atropellar gente, bajar y matarla con todo tipo de armas. Ser perseguido por la policia, el FBI y hasta el ejercito. Y un sin fin de actividades más, cada vez más violentas.


La franquicia resulto todo un exito con los siguientes juegos para plataformas, el Vice City y el San Andreas, donde ya era posible hacer casi todo (tener sexo con prostitutas, entrenarte en un gimnasio, jugar billar, etc)


No solo es destacado por lo que representa y los debates que han surgido, sino también porque el desarrollador necesita alcanzar esa cifra en orden de mantener su situación financiera en los mercados globales. Hasta ahí los comentarios oficiales que han salido (que han sido muchos para mencionarlos)


En 1998, unas horas antes de ver un bodrio más de Michael Bay (no soy masoquista) llamado Armaggedon, acababa de leer el libro Rage de Richard Bachman (aka Stephen King) sobre un joven que tomaba a su salón de clases como rehenes para desbordar en ellos sus más oscuros temores. Algo pasaba en ese periodo de mi vida y esa lectura se convirtio en un elemento vital para mi. Meses después sucedio el acontecimiento en la escuela de Columbine. Y semanas más tarde, se encontro que uno de los asesinos tenía una copia de ese mismo libro. Aparte de las películas y de Marilyn Manson, los medios ya habían encontrado otro culpable, King y su obra.


Eso a mi me indigno por completo. Yo leí ese libro, significa mucho para mi y no por eso quise o quiero representar las acciones de la novela. Finalmente King no habla mucho de ese libro (de hecho se descontinuo), el golpe fue muy duro. Y esa injusticia (de culpar a cualquiera menos a uno) seguirá presente.



En su columna dentro del sitio de internet Einsiders, Ken Miyamoto escribio que este es un mundo triste por la noticia de la venta que conseguirá un juego tan divertido como perverso. Tan original como violento, racista, misógino y sangriento. No es un juego, en lo absoluto, para menores de edad... quizá ni siquiera para los mayores. ¿Cuántas cosas más creativas y positivas podría realizar una persona que dedicará muchas horas al juego? Probablemente bastantes. Los videojuegos dejaron de ser territorio exclusivo para los niños desde hace muchos años.



No justifico la existencia del juego. No la aplaudo pero tampoco puedo condenarla. Televisión, películas, música, imagenes, lecturas tienen una orientación, un público meta. Muchos son de caracter... por decir "fuerte" para un menor de edad. Salieron reportes de gente que se acercaba a una madre con su hijo, mientras compraban el dichoso juego y le preguntaba a la señora "¿también le compraría pronografía a su hijo?". Me imagino el rostro de sorpresa de la señora.



Claro que lo voy a comprar y lo voy a jugar. Y como los expertos dicen que es, seguramente lo voy a disfrutar. Aunque nunca he sido muy fanático a esta saga en particular (el Vice City me aburrió bastante) las reseñas dicen que este es el mejor juego que ha salido en la historia (comentario por demás exagerado, me parece). Pero también me contradigo y voy a tener ese juego escondido, para que mi sobrina ni se le acerque, que a sus 8 años, conoce bastante de todo el entorno del juego.


Volver a culpar a un medio de entretenimiento es una estupidez, como lo hace el tal Miyamoto. Dificilmente los padres de algún niño no van a comprar dicho juego para que el niño pase todo el verano pegado al televisor, conectado en línea, formando un grupo de mercenarios virtuales y asesinando sin piedad a quien se le enfrente.


Yo le prohibiria ese artefacto a mi sobrina, porque lo conozco. ¿Cuantos padres tienen la menor idea de la tematica del juego? ¿A cuantos les importa la leyenda "M for Mature"? Y es que limitarles tal juego, hace a los niños menos populares, menos adentrados en el tema de moda, menos aceptados. Pero también limitarles el juego implicaría para los padres brindarles más atención a sus hijos... Y eso, creo que es lo quieren evadir.






3 comentarios:

Joel Meza dijo...

Este país sería un mejor lugar si los papás compraran a sus hijos bats, guantes y pelotas de beis, en lugar de sucedáneos en video.

Àlex Frias dijo...

No soy muy afecto a los videojuegos, pero debo admitir que este sobre robos de autos tiene un acabado visual muy al estilo de la animación usada en A Scanner Darkly o Waking Life.

Al principio pensé que era una película este videojuego, hasta que un amigo aficionado a estos menesteres, me aclaró lo contrario. Igual y al rato nos topamos con la adaptación al cine, quién sabe. Saludos AD!
Alex

Ad Ayin dijo...

Joel: pues es una propuesta. Lo curioso es que en EU donde si les compran a sus hijos bats, guantes y pelotas, sea donde más conflictos ha causado. En Canada, ni el sueño les quita, por ejemplo

Alex: ya para esta parte, el acabado visual entre caricatura y animación es muy refinado. Se ve muy bien. Es dificil que haya adaptación porque su trama va en muchas direcciones sin un fin específico. Aunque nunca se sabe