And that's it?


Y bueno, eso fue casi todo. El muy extenso resumen que pudimos lograr de la década pasada. En verdad, vuelvo a extender mi enorme agradecimiento a los amigos que colaboraron para tener una noción un poco más general y objetiva de lo que vimos en el cine durante estos últimos 10 años.

Es un hecho que todavía me falta mucho que revisar, así que de ninguna manera dejaremos de hablar de cintas de la década que termino (ni de las previas a esta)

Bien dicen que si no vas a hablar bien de algo, mejor no hables. Ya vimos que fue lo mejor de cada involucrado, así que como toque final, me toca expresar a mi (solo a mi) lo peor. Y vaya que muchas veces la lista de lo peor es mucho más sencilla tener. No la pensé mucho, de haberlo hecho, probablemente no la hubiera terminado. Así que a bote pronto (y de las que pude ver):

· Dungeons & Dragons (Dir. Courtney Salomon, 2000)

· Godsend (Dir. Nick Hamm, 2004)

· Elektra (Dir. Rob Bowman, 2005)

· The Spirit (Dir. Frank Miller, 2008)

· Friday the 13th (Dir. Marcus Nispel, 2008)

· The Wicker Man (Dir. Neil LaBute, 2006)

· Hasta el viento tiene miedo (Dir. Gustavo Moheno, 2007)

· Tomb Raider The Cradle of Life (Dir. Jan de Bont, 2003)

· Life or something like it (Dir. Stephen Herek, 2002)

· Paycheck (Dir. John Woo, 2003)

· Alexander (Dir. Oliver Stone, 2004)

· The Texas Chainsaw Massacre: The Beginning (Dir. Jonathan Liebesman, 2006)

· The Night Listener (Dir. Patrick Stettner, 2006)

· The Number 23 (Dir. Joel Schumacher, 2007)

· The Astronaut Farmer (Dir. Michael Polish, 2006)

· Eagle Eye (Dir. D.J. Caruso, 2008)

· The Mommy: Tomb of the Dragon Emperor (Dir. Rob Cohen, 2008)

· Déjà vu (Dir. Tony Scott, 2006)

La lista sigue y sigue y sigue. Afortunadamente me “perdí” de las muy mencionadas (en estos reconocimientos) Battlefield Earth, Gigli, Glitter, Catwoman, Basic Instict 2, Zapata, El libro de piedra, prácticamente todas las de Eddie Murphy, las del Dr. Uwe Boll y varias más.

Pero las que no me perdí y que hubiera deseado hacerlo, son, por supuesto, las del Mr. Money man, Bay, Michael Bay. De muy mal gusto, Mr. Bay es la peor enfermedad que le ha sucedido al cine (sida, cáncer, influenza, usted nómbrela) en muchos pero muchos años. No solo ferviente y apasionado destructor de cintas detrás de la cámara, sino con pluma y papel, desde la silla de productor y francotirador de remakes a grandes clásicos.

Lo peor de la década, sin duda, es el levantamiento de este engendro. The Rise of Michael Bay. Si, desde la década pasada ya pataleaba. Todavía gateando, probablemente desconocía todo su potencial. Con Bad Boys (1995) y especialmente The Rock (1996) todavía gente como Don Simpson o Jerry Bruckheimer lo tenían encadenado, bajo sedantes, en observación a ver que sucedía con su experimento. Pero casi al final de la década pasada, alcanzaba estándares de su calidad habitual con la porquería llamada Armageddon (1998)

Ya en la década de los 2000 y tomándose 3 años de descanso (que no fueron suficientes) se animo para producir y dirigir la absurdamente estúpida Pearl Harbor (2001), empezó su cacería de clásicos y produce la infantiloide cinta The Amityville Horror (2005) para después mostrarnos la cumbre de su mediocridad. Llego la tediosisima The Island (2005), produce el inhumano remake de The Hitcher (2007). En el mismo año, Spielberg lo drogaba para mantenerlo inhabilitado para la batalla de Transformers (2007) Regresando del letargo, sentado en una silla de productor que seguro se encontró en un basurero, se encarga de “prestar” su “nombre” a Horsemen, The Unborn y el remake de Friday the 13th (todas del 2009)

Su imparable camino de destrucción continuará puesto que ya tiene en miras el remake de A Nightmare on Elm Street, la secuela de Friday the 13th y la tercera parte de Transformers.

Pero su cumbre, su vocación llego con las que son, para mí y para muchos, las dos peores películas de la década (de la historia, de la humanidad)

Por supuesto hablamos de la insufrible, espantosa, imbécil secuela de los robots, Transformers: Revenge of the Fallen (2009). Y de la porquería eterna, miserable, racista, ignorante secuela, Bad Boys II (2003), esta, simplemente, la muestra de lo peor que puede explorarse en el celuloide.

Uno simplemente tiene que tropezar con la misma piedra para entenderlo. Yo he tropezado muchas veces. Yo soy el único responsable de sentirme tan deprimido ante lo presenciado. La promesa, y espero cumplirla, jamás volver a ver nada que haya pasado por las manos de ese colorido personaje. Quisiera decir que algo bueno he aprendido.

2 comentarios:

Mantovanni dijo...

esque nadamas estas viendo lo malo de michael bay, deberias de darte cuenta de......mmm, mmm, mmm chale la neta no tiene nada bueno jaja solo megan fox en tranformers jaja

La hermana de Sergio dijo...

mi meta sera recordarte que fuiste a ver transformers 2!!!