¿Que se disculpa?

Right Music Wrongs es una iniciativa que promueve la empresa australiana Virgin Mobile, desconozco si tiene algo que ver con la disquera (aunque no me sorprendería)

¿Qué es? Una especie de manifiesto en su página web proclama que el mundo esta saturado de artista pre-fabricados, buscando fama y fortuna, ensamblados con silicona que le están haciendo un daño terrible a la música. La idea es ponerle un alto a todo esto y recordar que lo importante de la música es como suena, lo que provoca, lo que deja.

Ok, ok. Pero… ¿qué es? Como dice el mismo manifiesto renglones después: “nuestra meta es apoyar, alentar, mostrar y distribuir excelente música a agradecidos escuchas, por cualquier medio que dispongamos”. Aseguran que la música verdadera es una pasión única, que puede involucrar a una sola persona o a millones.

No se, la verdad, de que se trata el asunto. Cada quien tiene su opinión y es casi una obligación expresarla. Cuesta trabajo creer a grandes compañías con discursos que se quieren altruistas pero terminan por ser manipuladores.

Para muestra el video. ¿De que se tiene que disculpar Vanilla Ice? Unos pueden decir de muchas cosas, otros pueden afirmar que ninguna persona tendría porque disculparse. Pero si la idea de humillarlo y hacerlo disculparse por su música fue con el fin de mostrar su ideología de apoyar a la música menos protegida y modelada, están terriblemente mal enfocados. Empezando por lo obvio ¿quiénes son ellos como para juzgar que si y que no es buena música? ¿Quiénes son para exhibirlos y celebrarse por eso?

La culpa, por supuesto, la tiene Vanilla Ice. Y no, no me gusta, pero si reconozco que escuchaba esa canción, fue muy popular, seguramente hasta me toco bailarla y también tenía pantalones bombachos como esos. Es parte del recuerdo, vergonzoso, pero recuerdo al fin que ayuda a consolidar otras cosas. Robert Van Winkle (como se llama) debería tener una postura donde si quiere reconocer él mismo que su música fue nefasta, al menos mostrar un poco de dignidad para decirlo. Uno pensaría que debería defender lo que hizo, es su música, tuvo su momento y se diluyó, punto. Ni fue el primero, ni será el último que lo haga.

En parte, esta música prefabricada le viene bien a los que si son artistas preparados y batallan por conseguir grabar sus composiciones.

También le genera publicidad al producto. Para el caso, yo pediría que muchos artistas se disculpen por mucho más que su música (empezaría con Mr. Bay, por supuesto) Pero ese no es el punto ni mucho menos lo rescatable. Irónicamente, el concepto del sitio web y de la iniciativa esta igual de prefabricado como los artistas que pretende ridiculizar. También esta ensamblado con silicona y se siente todavía más falso que su supuesta causa. La culpa la tiene Vanilla Ice. Y todos los que se crean semejante tontería. Y todos los que la publicamos, de paso.

5 comentarios:

Ana A. dijo...

Serg,
Todos alguna vez caemos o caímos en las garras de la música prefabricada, es pegajosa y logra su objetivo.
Pero, ¿qué grupo o que cantante en estos tiempos no tiene algo de prefabricación?, casi todos. Les importa cantidad, no calidad. Hay algunos que se esmeran un poco más que el resto y logran un buen equilibrio, esos son los que valen la pena.
Yo también bailé a Vanilla Ice con su pasito de un “lado pa’ otro”, pero si me parece que su disculpa es una burla para todos aquellos que en algún momento admiraron su música.

NOTEIMAGINOCONPANTALÓNBOMBACHO
¿tienes fotos? ¡pago por ver!.

¿Virgin radio tiene algo que ver con Virgin Mobile?, si es así y si promueven la no música prefabricada creo que tendrán que cambiar a su programador.

Joel Meza dijo...

¿Pero cuál música? Están hablando de ese pedacito que repetía una y otra vez del principio de Under Pressure de Queen, supongo.
(¿Y de qué McDonald's es el empleado del mes el Rip Van Winkle?)

faraway dijo...

Bueno Ad, creo que por primera vez no estoy de acuerdo con lo que escribís.
A mí me encantaría que un día apareciera Natalia Oreiro, el fulano del chiki chiki o las Spice girls diciendo lo que hoy está diciendo Vanilla Ice, me encantaría que el lugar de privilegio que ciertos "artistas" inventados ocupan (privilegio por su distribución y difusión, por las vías de llegar a las masas) estuvieran ocupados por gente creativa, que sienta lo que hace y que tenga algo para decir.
Los medios masivos crean opinión, crean tendencias y generan adicción, y me encantaría que fuese gente talentosa la que hiciera uso de ellos. Las tendencias del mercado tienden a homogeneizar el gusto, refritando música y creando grupos que repiten esquemas que ya fueron escuchados anteriormente hasta el hartazgo. El resultado: la diversidad se pierde, y los canales masivos transmiten siempre lo mismo.
Creo que es verdad que le hacen mal a la música, no porque sean más "buenos" o más "malos", sino porque no dejan lugar a música distinta, apartada de los parámetros comerciales exigidos por la industria.

Sólo eso. Un abrazo.

Igor Von Slaughterstein dijo...

También se podría haber disculpado por cargarse un riff de bajo genial de Queen. XDD Que cosa más curiosa de campaña. Aunque la verdad es que ha habido artistas mucho más sangrantes que Vanilla Ice que deberían pedir perdón.

Saludos!!

adayin dijo...

Ana: Noo, no hay fotos, gracias a Dios. Y pues si, todos caemos en esas garras, algunos más veces que otros (booom)

Joel: Jajaja, si, ese pedazo que se repetía una y otra vez. Pues de esa hablan, de esa se quejan y de esa se disculpa.

Faraway: Nadie peude negar que hay bandas que merecen el apoyo que este tipo de artistas ensamblados tienen detras. Aunque no creo que el apoyo que arrastran sea privilegio, simplemente ayuda a vender, que indudablemente ayuda también a distribuirse. Pero la queja prioritaria es que parece autoparodia que ahora resulte que una empresa fuerte quiera darse de altruista y exhibirse para vender su producto, no la música. Eso si me parece enfermizo.

Igor: Hay muchos y habran más que, segun la campaña, deberían disculparse. Yo, insisto, tendría que pedir que Mr. Bay se aisle de la humanidad, pero ni siquiera así merecería tal humillación.